¿Pueden los perros comer jengibre?

Hay pocas especias tan saludables y reconfortantes como el jengibre. Desde tés hasta galletas, los humanos lo usamos para darle sabor y calidez a nuestros alimentos.

¿Te has preguntado alguna vez si es seguro darle jengibre a tu perro? Aunque es conocido por sus beneficios para la salud en humanos, ¿pueden los perros también disfrutar de sus propiedades?

En este artículo, exploraremos si el jengibre es seguro para los perros y cómo puede beneficiarlos.

Así que si estás interesado en aprender más sobre si puedes compartir esta especia con tu amado compañero de cuatro patas, ¡sigue leyendo!

¿PUEDEN LOS PERROS COMER JENGIBRE CRUDO?

Sí, los perros pueden comer raíz de jengibre cruda y podría ser la mejor forma para ellos porque es la forma más completa y natural de darle un poco de esta raíz.

Solo recuerda cortar la piel dura primero y picar finamente o picar la carne de la raíz de jengibre antes de alimentarla a tu perro.

A los perros les puede parecer también un sabor exótico que querrán probar.

¿PUEDEN LOS PERROS COMER JENGIBRE EN ESCABECHE?

Aunque no es tóxico para tu perro, probablemente no deberías ofrecerle jengibre en escabeche.

Para empezar, a la mayoría de los perros no les gusta el sabor del vinagre o el ácido cítrico que se usa para encurtir alimentos. Muchas marcas de jengibre en escabeche también contienen sal, y debes vigilar de cerca la cantidad de sal en la dieta de tu cachorro.

Algunas marcas de jengibre en escabeche también usan edulcorantes, por lo que debes tener cuidado de que no contengan xilitol, que es un edulcorante común que es tóxico para los perros. E

Entonces, aunque es posible que no coma el jengibre en escabeche que viene con su sushi, tampoco debe dárselo a tu perrito.

Un trocito de jengibre en escabeche probablemente no dañe a tu perro, pero no será tan bueno para él como la raíz de jengibre cruda o incluso el jengibre seco, que no tiene ninguno de los ingredientes adicionales.

¿PUEDEN LOS PERROS COMER GALLETAS DE JENGIBRE?

Es probable que tu perro no deba comer una galleta de jengibre, pero no debería causarle ningún daño inmediato si muerde una. Los ingredientes y el valor nutricional varían entre las marcas, pero en general, una galleta de jengibre no contiene nada tóxico para los perros. Entonces, si tu perro roba una nuez de jengibre, debería estar bien.

Un pequeño trozo de galleta de jengibre, siempre que no contenga nuez moscada en la receta, podría estar bien para su perro en muy raras ocasiones. Sin nuez moscada, por lo general no es tóxica y es «segura» si comen un poco. Pero a pesar de que no es tóxico, no es un regalo que deba alimentar regularmente a su perro y no debe comer una galleta entera para sí mismos

El problema es que las galletas contienen mucha azúcar y grasa, como la mayoría de los dulces. Y aunque podríamos pensar en ellos como dulces, todavía hay algo de sal en las galletas de jengibre.

En cuanto a algunas marcas diferentes, el contenido de sal osciló entre 0,09 g y 0,1 g de sal por galleta. Idealmente, un perro de tamaño mediano de aproximadamente 15 kg solo debería comer entre 0,1 y 0,2 g de sal al día, lo que significaría que una galleta ocupa la mayor parte de su cantidad diaria antes de haber cenado. Incluso en la comida para perros, se recomienda que nunca haya más del 3% de sal, lo que sería de 3 g por 100 g de comida.

Si a tu cachorro parece gustarle el sabor del jengibre, o si te apetece hacer algunas golosinas para perros con los beneficios de la poderosa hierba que estimula las patas, puedes intentar hacer tus propias galletas de jengibre aptas para perros.

¿PUEDEN LOS PERROS COMER PAN DE JENGIBRE?

No, tu perro no debería comer pan de jengibre. El pan de jengibre es uno de esos alimentos que debes evitar alimentar a tu perro sobre la base de «más vale prevenir que curar».

Esto se debe a que el pan de jengibre contiene nuez moscada, que es tóxica para los perros. También hay mucha azúcar y grasa en esas creaciones de pan de jengibre y siempre es mejor limitar el consumo de su perro.

Si tu perro aspira algunas migas caídas, debería estar bien, ya que se necesita una cantidad significativa de pan de jengibre y nuez moscada para poner a tu perro en peligro real, pero eso significa que no debes alimentarlo deliberadamente con pan de jengibre.

¿PUEDEN LOS PERROS COMER PASTEL DE JENGIBRE?

Una vez más, no es algo que debas alimentar activamente a tu perro. Los ingredientes del pastel de jengibre casero y comprado en la tienda varían, pero la mayoría no contiene nada tóxico como la nuez moscada, por lo que podría decirse que son «seguros» si tu perro se desliza un poco.

Sin embargo, por lo general está lleno de mantequilla, aceite, azúcar, melaza y jarabe dorado, lo que lo hace demasiado rico, azucarado y graso para que lo coma un perro.

Está destinado a ser un regalo especial para los humanos, por lo que definitivamente está lejos de ser saludable para tu amigo peludo.

Pero si lamen las migas o comen un pequeño mordisco, no debería causarles ningún daño, así que trate de no preocuparse si el aspirador peludo resopla un poco.

EL JENGIBRE ES BUENO PARA LOS PERROS?

El mayor beneficio del jengibre para los humanos y los perros por igual es su capacidad para calmar el malestar estomacal, prevenir las náuseas y supuestamente ayudar a la digestión.

La evidencia anecdótica de esto está por todas partes, y algunos estudios sugieren que hay alguna evidencia de que el jengibre puede ayudar a prevenir las náuseas en diversas situaciones, desde el mareo del automóvil hasta la quimioterapia.

En términos de tratamiento holístico, podría beneficiar a su perro. Una galleta de jengibre casera apta para perros antes de un viaje en automóvil podría ayudar a prevenir el mareo por movimiento, por ejemplo.

Sin embargo, no hay muchos estudios sobre los efectos del jengibre en los perros. Incluso en humanos, los estudios a veces entran en conflicto, y la eficacia del jengibre frente a los medicamentos antieméticos (medicamentos contra las náuseas) necesita más estudios.

Pero de la investigación hasta ahora, parece que el jengibre tiene un efecto antiemético genuino, y ciertamente es mejor que nada. Es mejor hablar con tu veterinario sobre si agregar un poco de jengibre a la dieta de tu perro será útil. Podría valer la pena intentarlo, siempre que tu cachorro pueda comerlo de manera segura.

Existe alguna evidencia de que el jengibre puede ayudar a reducir la microfilaria del gusano del corazón en los perros, pero eso no significa que debas comenzar a ofrecer jengibre a tus perros para desparasitarlos. No se ha encontrado que el jengibre trate la enfermedad del gusano del corazón, además, el estudio citado involucró inyecciones de jengibre debajo de la piel del perro varias veces en lugar de alimentarlos.

En los seres humanos, se ha descubierto que el jengibre tiene propiedades anticancerígenas, pero se necesita más investigación sobre su eficacia. Sin embargo, los estudios sobre los efectos del jengibre en los perros son muy limitados, por lo que no podemos estar seguros de si también se benefician de esta manera, pero hay muchas posibilidades de que pueda ayudar.

Sin embargo, se ha descubierto que el jengibre puede reducir las náuseas inducidas por la quimioterapia en los perros. Por lo tanto, si tu cachorro se está sometiendo a un tratamiento contra el cáncer, podrías hablar con tu veterinario sobre si ofrecerle un poco de raíz de jengibre o jugo de jengibre junto con sus comidas podría ser beneficioso.

Con todo, definitivamente hay suficiente evidencia para decir que comer jengibre podría ayudar a prevenir las náuseas en algunos perros. Sin embargo, no todos los perros pueden comer jengibre de manera segura.

¿TODOS LOS PERROS PUEDEN COMER JENGIBRE?

No, el jengibre no es seguro para todos los perros. Por lo general, un perro adulto sano puede comer jengibre sin problemas, pero debes tener cuidado si tu perro tiene afecciones de salud subyacentes.

Se recomienda que los perros con afecciones sanguíneas como la hemofilia o incluso la diabetes eviten comer jengibre porque puede afectar la circulación y la capacidad de coagulación de la sangre.

El jengibre puede disminuir la presión arterial, reducir la coagulación y reducir el azúcar en la sangre.

También se recomienda que las perras embarazadas o lactantes nunca se alimenten con jengibre.

El jengibre también puede interferir con algunos medicamentos, por lo que si tu perro está en tratamiento por un problema, no le des jengibre hasta que sepas que es seguro para él comerlo.

También se recomienda precaución para los perros que padecen problemas que afectan el hígado y los riñones, por lo que es mejor consultar primero con su veterinario.

¿CUÁNTO JENGIBRE PUEDEN COMER LOS PERROS?

No mucho. Si los estás alimentando con jengibre en polvo, se recomienda que no les des más de ¼ de cucharadita para perros pequeños como chihuahuas, y no más de ¾ de cucharadita para razas grandes de perros. También debes mantener pequeñas las medidas del jengibre raíz, pero no hay una guía definitiva al respecto. Ejercita una regla general literal y dale una pieza no más grande que tu pulgar a un perro grande.

Razones para darle jengibre a tu perro adulto

A ningún dueño de mascota le gusta ver a su perro enfermo o con dolor. Por alguna razón, este sentimiento de empatía se multiplica por diez cuando el perro es mayor. Al igual que las personas mayores (o cualquier ser vivo), los perros mayores tienden a tener más dolencias y problemas de salud que los perros más jóvenes. Afortunadamente, hay muchos usos del jengibre que se pueden usar para ayudar al perro que envejece.

Hay muchos beneficios que el jengibre aporta a la mesa en lo que respecta a los perros mayores. El jengibre viene en varias formas diferentes para simplificar la dosificación y la suplementación: polvos secos, tés, cápsulas o tabletas y tinturas (forma líquida).

Dolor de Estómago / Náuseas

Cuando los perros envejecen, su sistema digestivo simplemente no funciona como solía hacerlo cuando eran más jóvenes. Los perros mayores pueden experimentar problemas estomacales por varias razones, muchas veces sin un diagnóstico verdadero. La inconsistencia más pequeña puede causar hinchazón, estreñimiento, diarrea o incluso vómitos.

El estreñimiento es el problema estomacal más común con el que lidian los perros mayores.

El jengibre es ideal para esto porque promueve el movimiento saludable de los intestinos. Este remedio también funciona con el mareo por automóvil o movimiento en perros.

Puedes agregar jengibre a la dieta de tu perro a diario o darle una dosis cuando se sienta deprimido y agotado.

Para las dolencias estomacales, también puede usar la forma de aceite esencial de jengibre. De esta forma, no debe ingerirse, sino que debe colocar de 1 a 2 gotas en la pata o el estómago de su perro cuando se enferme.

Apoyo Inmunológico

El jengibre tiene propiedades antivirales, antitóxicas y antifúngicas. Los perros mayores tienen sistemas inmunológicos más débiles, lo que los hace mucho más susceptibles a los insectos y virus.

El jengibre se puede usar para fortalecer un sistema inmunitario debilitado. Esta hierba también promueve la circulación sanguínea, elimina las toxinas y también ayuda a nivelar la presión arterial baja, que son afecciones de salud comunes en los perros mayores.

Como dueño de un perro que envejece, también debes considerar mantener a tu mascota al día con todas sus vacunas para evitar enfermedades no deseadas.

Antiinflamatorio

Si su perro anciano sufre de artritis, el jengibre puede ayudar a su perro a moverse más libremente. La artritis puede ser una enfermedad incapacitante, que hace que su mascota se quede inmóvil, lo que a su vez provoca una pérdida de masa muscular.

El jengibre es un antiinflamatorio natural, que alivia cualquier inflamación de las articulaciones que pueda experimentar su mascota envejecida.

A diferencia de otros analgésicos, el jengibre es un recurso natural, por lo que no es difícil para el estómago de su perro.

En contraste, es bueno para el estómago de su perro como se mencionó anteriormente.

Una precaución que debe tener en cuenta es que, debido a que el jengibre es un antiinflamatorio, puede diluir la sangre y no debe usarse antes de la cirugía.

Asegúrate de consultar a tu veterinario de inmediato si tu perro sufre algún corte o sangrado mientras el jengibre es parte de su dieta.

Cancer

Varios estudios han demostrado que el jengibre es un preventivo para el cáncer en perros.

Si tu perro ya tiene cáncer, el jengibre puede funcionar como un remedio de doble propósito porque el agente antiinflamatorio ayuda a la circulación y el jengibre también aumenta la inmunidad de su perro, los cuales son factores importantes en el cáncer canino.

Cuando tenga hinchazón

La hinchazón es cuando el estómago de su perro se expande por el aire, los alimentos y los líquidos acumulados. La presión aumenta y expande el estómago de tu perro.

La hinchazón a menudo progresa a dilatación gástrica-vólvulo (GDV), que es potencialmente mortal. Entonces, si crees que tu perro está hinchado, debes acudir al veterinario con urgencia.

La primera etapa es la dilatación. El estómago se expandirá y ejercerá presión sobre otras partes del cuerpo de su perro …

El flujo de sangre disminuirá entre el corazón, el abdomen y las patas traseras. Y también lo hará el flujo de sangre hacia y desde el revestimiento del estómago.

La presión sobre el diafragma dificultará la respiración de tu perro. Sin el aire y el flujo sanguíneo adecuados, las células de su perro pueden comenzar a morir.

El estómago puede torcerse por la cantidad de presión. Cerrará la entrada y salida al estómago de tu perro. Nada podrá entrar o salir. Esta es la etapa del vólvulo.

Si el estómago se tuerce, la circulación sanguínea se ve comprometida. Los órganos no recibirán la sangre y el oxígeno que necesitan para funcionar y tu perro entrará en shock. Los perros pueden morir de hinchazón o GDV en cuestión de horas.

Si tu perro tiene hinchazón, es posible que veas estos síntomas …

  • Abdomen agrandado
  • Babeo excesivo
  • Inquietud
  • Dolor abdominal
  • Arcadas
  • Encías pálidas
  • A medida que empeora, comenzará a ver …
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Dificultad para respirar
  • Debilidad
  • Colapso
  • No se ha confirmado científicamente una causa exacta del VGD. Pero hay muchos factores de riesgo, como la mala alimentación y la genética.

También hay pasos que puede tomar para prevenir la hinchazón, como …

  • Alimentando una dieta cruda
  • Alimentando huesos
  • Ejercicio adecuado
  • Tazones no elevados (alimenta a su perro a nivel del suelo)
  • Comidas más pequeñas

El jengibre puede ayudar en las primeras etapas de la hinchazón. Mencioné antes que el jengibre puede estimular el movimiento en el estómago.

Esto puede ayudar a sacar el contenido del estómago más rápido y prevenir la acumulación. También puede ayudar a reducir la acumulación de gases, de lo que hablaré a continuación.

La Seguridad Es Lo Primero

Recuerde consultar a su veterinario cada vez que comience a administrar remedios caseros, especialmente si su perro no reacciona bien al tratamiento.

Ya sea que crea en un tratamiento holístico para su perro o no, el jengibre es un tratamiento de bajo costo y bajo riesgo para varias dolencias.

Casi todos los sustitutos medicinales del jengibre tienen algún tipo de efecto secundario o riesgo asociado con su uso, mientras que el jengibre es relativamente seguro, pero sigue siendo eficaz para tratar los problemas de salud de su perro mayor.

Composición nutricional del jengibre

Antes de continuar, quizás es mejor ver en detalle los valores nutricionales de esta raíz, ya que de ellas se derivan todas sus propiedades terapéuticas.

La composición nutricional del jengibre por cada 100 gramos es la siguiente:

  • 79.84 gramos de agua
  • 79 calorías
  • 1.82 gramos de proteína
  • 17.86 gramos de carbohidratos
  • 2.06 gramos de fibra
  • 0.75 gramos de grasas

También contiene vitaminas y minerales importantes, como vitamina C, vitamina B6, magnesio, hierro y calcio. El jengibre también es una buena fuente de antioxidantes y compuestos antiinflamatorios.

RESUMEN: ¿PUEDEN LOS PERROS COMER JENGIBRE?

Sí, la mayoría de los perros sanos pueden comer raíz de jengibre o jengibre en polvo en cantidades muy pequeñas.

Puedes usarlo para dar sabor a golosinas caseras saludables para perros o agregarlo a su comida para ayudar a prevenir las náuseas.

Al igual que con cualquier alimento nuevo, debe verificar con tu veterinario que sea seguro para su perro individual antes de alimentarlo con jengibre.

Es importante verificar que el jengibre sea seguro para tu perro porque puede interferir con ciertas afecciones de salud y medicamentos.

Como el valor nutricional del jengibre para perros es un poco vago, es mejor asegurarse de que tu perro coma un alimento adecuado para él completo y equilibrado todos los días.

error: Contenido Protegido contra la piratería.