¿Los perros pueden comer durazno?

A diferencia del ser humano, hay algunos alimentos que están prohibidos para los perros o son de consumo moderado. En consecuencia, al adoptar un cachorro es importante investigar acerca de los pros y los contras de frutas, verduras y otras comidas de consumo frecuente en la salud del animal, con el propósito de evitar causarle daño a su organismo y simultáneamente, alargar su calidad de vida.

¿Puede comer durazno mi perro, es dañino?

Si te preguntas si puede compartir esta deliciosa golosina con tu perro, la respuesta es un sí calificado, junto con algunas advertencias y consideraciones. Sigue leyendo, hay algunas cosas que debes saber antes de ofrecer esta deliciosa fruta jugosa de verano a tu mascota favorita.

Después de todo, los perros son carnívoros, es decir, su dieta está basada principalmente en proteínas y realmente no necesitan fruta como parte de su dieta. Su digestión funciona de manera diferente a la digestión humana, y algunos alimentos que están bien para nosotros no lo son para los perros.

Adicionalmente, en el caso de las frutas, todas contienen azúcar y son una fuente de carbohidratos. Además, no tienen el mismo requerimiento calórico y de nutrientes que una persona adulta, por lo que los alimentos naturales sólo deben ser un complemento en su alimentación, para facilitar el proceso digestivo y aportar otros beneficios. 

En este sentido, el durazno es una fruta deliciosa, dulce, suave al tacto y bastante jugosa, que contiene algunos minerales esenciales, tales como: Fósforo, magnesio y potasio que, en el ser humano, mejoran la tensión arterial, el cerebro, el sistema nervioso y previenen la ansiedad, el estrés y el cansancio. Pero, ¿cuáles son los efectos que causa el melocotón en los perros? Si quieres saberlo, sigue leyendo:

¿Qué pasa si mi perro come durazno?

El durazno es un alimento rico en fibras y en vitamina E, C y A que, al igual que en los seres humanos, pueden traer muchos beneficios para los perros. No obstante, los veterinarios recomiendan retirar la semilla, para que el consumo de duraznos sea seguro para los perros ¡jamás le des la fruta entera!

Este paso es fundamental para evitar que se asfixien, en caso de que el hueso de se quede atorado en la garganta del animal. 

Otra cosa que debes saber acerca de la semilla de durazno es que, contiene un compuesto tóxico para los perros. Se trata de la amigdalina, un glucósido cianogénico cuya descomposición produce cianuro de hidrógeno y puede causar intoxicación. Igualmente, esta sustancia se encuentra en las hojas y tallos de durazno; aún cuando, se necesitan grandes cantidades para causar envenenamiento, es mejor evitar los excesos.

Cabe destacar que, al ser carnívoros, las frutas y vegetales sólo deben ocupar entre un 10 y 20% en la dieta de los perros, por lo que no debes excederte al incluir el durazno en su alimentación.

Adicionalmente, es una fruta cítrica, rica en azúcar natural que, en exceso, puede ocasionarle dolor de estómago al cachorro. En consecuencia, un par de tajadas de melocotón, serán suficientes para alegrar a tu mascota. 

Como todo, un poco no es peligroso, pero en exceso, todo será dañino.

Beneficios del durazno para perros

Ahora que sabes que, el durazno es una fruta de consumo moderado para tu cachorro, es importante destacar los beneficios que puede tener para su salud. Entre ellos, se encuentran: 

  • Evita problemas digestivos, tales como: gastritis, indigestión, estreñimiento, dolor estomacal y náuseas.
  • Mejora la salud renal y funciona como diurético. Es decir, favorece la digestión y el buen funcionamiento de la vejiga y los riñones.
  • Incrementa el flujo sanguíneo, fortalece los músculos del corazón y simultáneamente, mejora la circulación. 

Síntomas de la intoxicación por huesos de melocotón en perros

Algo que hay que considerar es la toxicidad de las pepitas o huesos de estas deliciosas frutas , los síntomas de la intoxicación por hueso de melocotón aguda y crónica son similares, pero con la intoxicación crónica, los síntomas son mucho más leves y se presentan más lentamente. Esto hace que la intoxicación crónica sea mucho más difícil de diagnosticar.

Los síntomas más comunes de la intoxicación por hueso de melocotón son:

  • Fiebre
  • Irritación gastrointestinal
  • Hiperventilación
  • Letargo
  • Abdomen hinchado
  • Temblores
  • Vómitos
  • Debilidad
  • Encías y membranas mucosas de color rojo brillante
  • Paro cardiaco
  • Coma
  • Jadeo
  • Dolor abdominal
  • Anorexia
  • Problemas respiratorios
  • Deshidración
  • Depresión
  • Diarrea
  • Pupilas dilatadas
  • Babear
  • Fiebre
  • Irritación gastrointestinal
  • Hiperventilación
  • Letargo
  • Jadeo
  • Temblando
  • Conmoción
  • Irritación de la piel
  • Confusión
  • Convulsiones (convulsiones)
  • Toser
  • Muerte

Conclusiones

Si deseas darle un premio delicioso a tu perro, Evita como lo hemos mencionado, los duraznos en almíbar o enlatados, estos están saturados en químicos y son más azúcar que fruta. En este sentido, un pedazo de durazno natural es una buena opción.

Comencemos por lavar el melocotón para eliminar los pesticidas u otros productos químicos de la piel.

Para continuar, retira el tallo y las hojas. Cortar el melocotón en rodajas y eliminar todos los restos del hueso.
Luego, puedes dar a tu perro con el durazno fresco en rodajas o en trozos más pequeños, según su tamaño y preferencia.

Los duraznos congelados también son un bocadillo refrescante y sabroso, especialmente en un día caluroso. Siempre observe a su cachorro después de comer un alimento nuevo por malestar estomacal, diarrea u otras reacciones adversas.

error: Content is protected !!