🐶¿Los Perros Pueden Comer los huesos sobrantes?🦴

Para muchas familias las festividades suelen resultar en deshechos de comida y los perros muchas veces son los que esperan con más ansias esas sobras que le parecen mágicas. Los huesos sobrantes pueden llegar a ser considerados un verdadero “lujo” para tus perros.

Pero considera que hay prácticas que se debe evitar para prevenir lesiones internas o problemas serios para nuestros perritos y que a través del tiempo hemos desconocido.

¿Pueden Comer los Huesos sobrantes mis perros?

Solamente si son HUESOS CRUDOS, es decir que si sobran de la cena, están ya cocinados, condimentados y esto es un definitivo NO.

Por el bien de tu mascota favorita, lee hasta el final.

Los huesos crudos son una buena fuente de minerales, vitaminas y otros nutrientes y ayudan a satisfacer el apetito de su perro, pero también les mantiene felices por mucho tiempo.

Masticar estimula las enzimas de la saliva y ayuda a prevenir la acumulación de placa en los dientes y la enfermedad de las encías.

Sin embargo, muchos veterinarios creen que no vale la pena correr el riesgo de sufrir lesiones internas serias para darle un hueso a tu perro.

Si estás considerando darle un hueso, aquí hay algunas reglas importantes:

  • Bríndale únicamente huesos de carne cruda.
  • Quítale el hueso a tu perro después de 10 a 15 minutos y pónlo en el refrigerador para evitar infecciones de salmonela u otras bacterias peligrosas
  • Desecha un hueso mordido después de dos días máximo
  • Dale huesos grandes a las razas grandes, como los perros pastores alemanes, sabuesos y mastines.
  • Supervisa a tu perro cuando le des un hueso, no le dejes a solas.
  • No le des a tu perro el tipo de hueso incorrecto (revisa la lista debajo)
  • No le des huesos de perro cocidos de ningún tipo, menos con sal y especies como lo solemos cocinar para consumo humano.
  • No permitas que tu perro muerda ningún tipo de hueso en trozos pequeños. No le des a tu perro trozos de hueso que puedan causar bloqueos.
  • Revisa que el hueso no tenga astillas o golpes con filos evidentes.
  • No le des un hueso a tu perro si tiene problemas de estómago, consulta a tu veterinario
  • No le des a tu perro un hueso para morder si hay otro perro de visita, esto será motivo de lucha y créeme que nadie quiere que tu perro se lastime por un hueso.
Radiografía de un perro con un hueso cocido de pollo obstruyendo su tracto intestinal

Lo que la gente no sabe de los huesos para los perros

La mayoría de la gente sabe que los huesos de pollo cocidos son malos para los perros.

De hecho, los huesos cocidos de cualquier tipo de animal, pueden ser peligrosos porque se rompen y se astillan en pedazos pequeños y afilados que pueden cortar la boca y los órganos digestivos de su perro.

Los fragmentos de hueso pueden causar una serie de problemas de salud, que incluyen:

  • Cortes y heridas en la boca o en las amígdalas.
  • Vómitos y diarrea
  • Estreñimiento severo
  • Laceraciones serias en su boca
  • lesiones en su lengua
  • Asfixia o dificultad para respirar
  • Dientes quebrados o rotos
  • Un bloqueo intestinal que con suerte se puede tratar con cirugía


Cuidado entonces con darle a tu perro un hueso sobrante de la cena familiar. Incluso los huesos de res cocidos, que son muy comunes en los hogares latinoamericanos, pueden romperse en astillas peligrosas.

Además de ser un riesgo inminente, los huesos cocidos no son para nada nutritivos como los crudos, te explico por que: El proceso de cocción ANULA y despoja de muchos de sus nutrientes beneficiosos y muy similar al proceso de pasteurización, cancela cualquier posibilidad de nutrición para tu amigo canino.

Una buena práctica podría ser que si se desea utilizar la carne y los huesos que sobraron de su comida, considere hervirlos (sin sal ni condimentos por favor) y colarlos en un sabroso caldo de huesos.

El caldo de res es beneficioso a todo nivel, increíblemente la grasa y los compuestos que liberan los huesos ayudan a nuestros perros a reconstituir sus propios huesos o ideal para aquellos peludos que acaban de pasar por cirugía.

La forma correcta de darle huesos a nuestros perros

En general, los huesos crudos son mucho más seguros que los cocidos. Sin embargo, hay algunos huesos crudos que nunca debes alimentar a tu perro. Éstos incluyen:

  • Huesos de cerdo, que se astillan y agrietan fácilmente.
  • Costillas de cualquier tipo, que son pequeñas y es probable que se agrieten o se atasquen en la garganta de su perro.
  • Cualquier hueso más pequeño que la boca de su perro que pueda tragar entero
  • Los huesos crudos de vacas y bisontes generalmente son seguros cuando se usan de manera apropiada.

Es mejor saber de dónde provienen los huesos, por lo que debe comprar huesos crudos en un carnicero con carne de origen local. Puedes guardarlos congelados y dejarlos unas horas antes para que se descongelen antes de brindárselos a nuestro perro.

Al elegir un hueso crudo para tu perro, busca uno que sea del tamaño de su cabeza.

¿Por qué tan grande? Bueno, un hueso grande permitirá que tu perro mastique y reducirá la posibilidad de que se rompa y trague un trozo peligroso.

Para perros extra grandes, la carne cruda y los huesos de nudillos de bisonte son excelentes masticables que le mantendrán entretenido y feliz por tiempos prolongados.

Ya ha sucedido, se han dado enfermedades transmitidas por los alimentos como la salmonela por estas costumbres. Si le has dado a tu perro un hueso crudo, asegúrate de tirarlo después de unas 3 horas.

De igual manera, su naturaleza le invitará a enterrar sus huesos en la tierra.

Alternativas a los Huesos para los Perros

Si llegaste hasta aquí entonces déjame felicitarte y darte alternativas masticables diferente para tu mascota.

No sólo serán deliciosas sino también le mantendrán felices y entretenidos por largo tiempo sin riesgos de lesiones.

Si bien los huesos crudos son una excelente opción, los masticables duros como los sticks o las astas también pueden brindar muchos de los mismos beneficios que un hueso.

Los palitos tipo “bully Sticks” que venden en las tiendas de mascotas son completamente digeribles, ricos en proteínas y promueven la salud dental por su consistencia.

Los bully sticks, son favorables entre los cachorros jóvenes a los que les están saliendo los dientes porque son lo suficientemente resistentes como para disfrutarlos sin dañar sus dientes en desarrollo.

¿Qué hace que los bully sticks sean aún mejores? Puedes encontrarlos en muchas formas y tamaños que tu perro amará. Aparte de estos, las “bocinas de búfalo” comparten las mismas ventajas de masticar un hueso.

Las astas de ciervo para perros también son un calmante nutritivo para el estrés de su mascota, no son tan baratos, pero son una buena inversión. Que nadie piense que los ciervos son cazados para que nuestros perros puedan disfrutar mordisqueando sus astas.

Existen otros tipos de masticables, todo depende si a tu perro le llama la atención desde un principio, ahí sabrás cuál es la mejor opción.

Probar diferentes tipos de “juguetes” masticables puede mantener a tu perro mentalmente estimulado y ocupado es una buena práctica, si se tiene el presupuesto.

error: Content is protected !!