¿Pueden Comer Hongos los Perros?

Los hongos o setas comestible se encuentran en más platillos Gourmet en los últimos años, pero ¿puede tu perro disfrutar de una mordida al menos de hongos también?

Los hongos comprados en las tiendas son un ingrediente increíblemente versátil y, como seres humanos, disfrutamos de las setas en un gran número de comidas.

Ya se trate de una adición terrosa a un freír o de una abundante alternativa de carne en platos vegetarianos, los champiñones aparecen en algunos de nuestros platos favoritos.

Hay muchas variedades disponibles, miles de especies de hecho. Algunos de estos son venenosos, por lo que solo debes buscar setas silvestres con la guía de un experto o bien, guiarte por lo que encuentras en el supermercado usualmente.

Muchos vienen a consulta con la pregunta: ¿pueden los perros comer setas u hongos comestibles? Especialmente cuando un poquito cae al suelo mientras cocinamos o cuando hay perros un tanto más vivos que se avalancha a comer uno en un descuido.

En puedencomer.com , tenemos toda la información que necesitas sobre si los hongos o setas son dañinos para los perros o no, y la información detallada sobre las variedades que debes evitar.

Vamos a ello.

¿Los perros pueden comer Hongos?

Sí, los perros pueden comer hongos, siempre y cuando sean los hongos comestibles.

Al igual que los humanos, algunos hongos tienen beneficios para que los perros y son seguros para su consumo, mientras que otros pueden ser venenosos. Los perros pueden comer setas compradas en un supermercado, preferiblemente orgánicas, sin sazonar y crudas.

Pero siempre debes evitar las setas silvestres.

Como hay una gran variedad de hongos y son tan difíciles de distinguir, debe tratar cualquier hongo silvestre con precaución, ya que algunos son increíblemente venenosos. Si sospechas que tu perro se ha comido uno, ponte en contacto con tu veterinario lo antes posible.

Si detecta setas silvestres que crecen en su jardín, debes eliminarlas lo antes posible, incluso ser vigilante en épocas de lluvia de manera constante.

Darle a tu perro variedades de setas como portobello, botón, shitake y champiñones es muy probable que sea seguro a menos que estén crudos o sucios . Aquí hay una lista de hongos que son seguros y que de alguna forma puedes incluir sin ningún problema:

  • Champiñones
  • hongos shiitake
  • Champiñones castaños
  • setas de cardo
  • hongos portobello

¿Qué hay de malo con los champiñones crudos? Bueno, si no se cocinan, incluso los hongos comestibles pueden hacer que su cachorro se sienta mal con náuseas y diarrea. Enjuagar y limpiar bien los champiñones. antes de cocinar, o incluso comprar productos orgánicos para reducir la contaminación química, esto garantizará que no causen ningún daño a los canes.

¿Pueden los perros comer champiñones?

Sí, los perros pueden comer champiñones, de hecho hemos visto a muchos perros que tienen un particular gusto por estos hongos tan populares.

El champiñón silvestre (Agaricus campester)  es una de las setas comestibles más conocidas y recolectadas en todo el mundo.

Esta variedad presenta un «sombrerito» de color blanco que tiende hacia un tono grisáceo o rosado y con un tamaño que varía entre los 3 y 10 cm de diámetro. Sus pliegues o láminas son de un color blanco rosáceo que van evolucionando con su edad, hasta un tono marrón oscuro y luego a negro.

De preferencia, los perros pueden comer los champiñones un poco cocidos y sobre todo que estén limpios, recomendamos limpiarlos con una toalla de papel para eliminar el exceso de tierra que comúnmente traen previo a cocinarlos levemente para que no pierdan sus propiedades (sin condimentos).

¿Los perros pueden comer setas cocidas?

Los champiñones comprados en la tienda cocinados con aceite o no, están bien para el consumo canino.

Sin embargo, los champiñones en las comidas a menudo se cocinan con extras adicionales, como sal, así como cebollas y ajo, que no son seguros para que tu perro coma, y podrían enfermarlo potencialmente.

En lugar de darle comida a tu perro de tu plato, considera cocinar champiñones por separado para tus perros.

¿Qué Setas Son Seguras para los Perros?

Los hongos comprados en la tienda o cultivados en su jardín para que los miembros de su familia humana los coman generalmente son seguros para los perros, dice Schmid. Estos hongos aparecen como alimentos básicos de la cocina en docenas de platos comunes y poco comunes, incluidas las ensaladas. Shiitake, portobello, champiñones blancos, son todos buenos.

«Si un hongo es seguro para el consumo humano, también está bien para los perros», dice.

Pero cuando se trata de las setas silvestres que crecen en partes húmedas de nuestro césped o paisajismo, o las setas que encontramos debajo de los árboles en el bosque, todas las apuestas están canceladas. Muchas variedades de hongos se unen a la larga lista de otras plantas tóxicas o inseguras para perros, y las consecuencias de comer un hongo venenoso son tan peligrosas para los perros como para las personas.

¿Los hongos son malos para los perros?

Como se mencionó anteriormente, los perros pueden comer champiñones, crudos y cocidos. Contienen vitaminas B y D, minerales y antioxidantes. También son bajos en calorías, no tienen grasa ni colesterol y contienen muy poca sal. Están bien para que tu perro los coma, pero no tiene que dárselos como complemento de su dieta, ya que tu perro debe obtener todo lo que necesita de su comida completa y equilibrada para perros.

Variedades seguras de setas

La mayoría de las opciones compradas en supermercados están bien, como las siguientes:

  • Botón blanco
  • champiñones
  • Cremini (setas blancas o castañas)
  • Portobello
  • Porcini
  • Reishi
  • Shiitake
  • Maitake

Setas silvestres venenosas más comunes:

Algunas setas silvestres que son venenosas para los perros y las personas son:

  • Gorra mortuoria (Amanita Phalloides)
  • Mosquero (Amanita Muscaria – : el icónico hongo de cuento de hadas con la gorra roja y manchas blancas
  • Webcap mortal (Cortinarius Rubellus)
  • Campana funeraria (Galerina Marginata)
  • Ángel Destructor (Amanita Virosa)
  • Amanita Verna
Cuidado con la Amanita verna:

La Amanita verna es una de las setas más venenosas entre todas las que aparecen en primavera y verano. Cuando la seta es grande y está bien desarrollada, es relativamente fácil de identificar, como se puede apreciar en nuestra fotografía, pero en muchas ocasiones nos podemos encontrar ejemplares pequeños, que empiezan a desarrollarse y entonces el parecido con champiñones que también estén apareciendo es francamente preocupante.
  • Embudo de Tontos (Clitocybe Rivulosa)
  • Gorra de Pantera (Amanita Pantherine)
  • Alas de Ángel (Pleurocybella Porrigens)
  • Tenga en cuenta que a menudo estos hongos se pueden confundir con las variedades seguras que compra en las tiendas, por lo que siempre debe tener cuidado y evitarlos.

Síntomas de intoxicación por hongos en perros:

El perro sentado en una habitación de madera con setas
Si tu perro ha comido un hongo venenoso, los síntomas varían entre las diferentes variedades, pero generalmente debe estar atento a los siguientes síntomas:
Babear
Vomitar
Diarrea
Dolor Abdominal
En casos más graves:

Colapso
Debilidad
Insuficiencia de órganos (hígado o riñón)
Convulsiones
Coma
Si sospechas que tu perro se ha comido un hongo silvestre, busca ayuda veterinaria de inmediato. Un diagnóstico y tratamiento rápidos son clave para ayudar a tu perro a recuperarse completa y rápidamente.

¿Cuándo Son Inseguras Las Setas Para Los Perros?

Perro boxeador en el bosque con setas. Boletus edulis temporada.
(Crédito de la imagen: bksrus / Getty Images)

Si estás en el patio trasero o en una caminata y ves que tu perro ha conseguido algunas setas al azar, es hora de contactar a tu veterinario.

Trate de recoger los hongos que le queden a tu perro para ayudar mejor a su veterinario a determinar qué curso de acción tomar.

Dependiendo de qué hongo comió tu perro, puede experimentar una variedad de síntomas, que incluyen:

  • Vomitar
  • Diarrea
  • Desorientación
  • Problemas neurológicos
  • Ictericia
  • Y eso es solo por nombrar algunos de los síntomas que tu perro podría tener con el envenenamiento por hongos. Sin un tratamiento rápido, la situación podría volverse más grave o incluso mortal. No esperes a llamar a tu veterinario.

En América del Norte, tanto los humanos como los perros sufren síntomas con mayor frecuencia después de ingerir hongos de la especie Amanita.

¿Dónde crecen los hongos tóxicos?

Los hongos crecen mejor en climas cálidos y húmedos y florecen en muchos lugares de Canadá y Estados Unidos.

Crecen en áreas boscosas, terrenos rocosos, parques cubiertos de hierba e incluso en su propio patio trasero.

En climas más cálidos, pueden crecer durante todo el año, pero en la mayoría de las áreas, la primavera y principios del otoño son las principales estaciones de crecimiento.

¿Cómo son los hongos tóxicos?

Algunos hongos se parecen al tipo de paraguas con criaturas del bosque escondidas debajo de ellos representadas en libros para niños. Otros se ven completamente diferentes.

Hay muchas especies diferentes de hongos con una variedad de características que hacen que la identificación de los tipos individuales sea bastante complicada.

Si no eres un «experto en hongos», es mejor asumir que cualquier hongo que encuentres podría ser venenoso. No es necesario saber el nombre de cada especie de hongo si los evitas a todos.

¿Qué tan grave es la intoxicación por hongos?

La gravedad de la enfermedad inducida por hongos depende del tipo y número de hongos ingeridos. A veces, una mascota puede tener un trastorno gastrointestinal leve que se resuelve en casa. Otras veces, las mascotas se enferman extremadamente y requieren hospitalización. Desafortunadamente, algunas mascotas mueren a pesar de la terapia.

¿Cómo se ve la toxicidad de los hongos?

Así como hay muchos tipos de hongos, hay muchos tipos de reacciones tóxicas a los hongos.

Los signos varían según la especie de hongo y la cantidad de hongo ingerido por la mascota. Para simplificar la complejidad del envenenamiento por hongos, las toxinas se pueden dividir en cuatro categorías.

Toxinas gastrointestinales. Hay muchas variedades de hongos que causan malestar estomacal.

Las mascotas pueden enfermarse dentro de los 15 minutos de mordisquear estos hongos o los síntomas pueden retrasarse hasta 6 horas.

El hongo muscarínico es una variedad notable que causa vómitos y diarrea. Las mascotas pueden debilitarse y deshidratarse.

El tratamiento ambulatorio puede ser suficiente, pero a menudo se requiere hospitalización para detener los vómitos y la diarrea y restablecer el equilibrio de líquidos.

Estos hongos también pueden causar un ritmo cardíaco lento (bradicardia) y problemas respiratorios.

Hepatotóxico.

Estos hongos afectan al hígado:

Con nombres como death cap o death angel, Amanita phalloides, también conocida en español como oronja verde, ​ canaleja, ​ hongo de la muerte, ​ oronja mortal y cicuta verde, es una especie de hongo micorrizógeno venenosa muy parecida a algunas que son comestibles, por lo que se han dado casos de envenenamiento accidental en perros.

Los hongos Amanita suenan realmente ominosos y lo son. Los hongos Amanita causan insuficiencia hepática que puede ser mortal.

La Amanita Muscaria: Es la típica seta que se utiliza en los dibujos animados para mencionar a las setas venenosas. Si nos vamos a aquellas variedades de este hongo que crecen en América central y América del sur, podemos observar que tiene un sombrero de color naranja o amarillo y que está adornado con puntos amarillentos.

Los propietarios pueden ver a tu perro o gato mordisquear este tipo de hongo, pero no se preocupen porque tu mascota se ve bien inmediatamente después.

Luego, de 6 a 24 horas después, comienzan a aparecer síntomas gastrointestinales.

Algunos perros parecen mejorar por un tiempo, dando a los propietarios una falsa sensación de seguridad; sin embargo, la insuficiencia hepática subyacente continúa progresando.

Lo que comienza como malestar gastrointestinal leve progresa rápidamente a insuficiencia hepática completa que puede resultar en la muerte en cuestión de días. Si no se trata rápida y agresivamente, la insuficiencia hepática es irreversible.

Nefrotóxico.

Los hongos de esta categoría afectan a los riñones. Los síntomas incluyen náuseas, vómitos y deshidratación.

Afortunadamente, estos hongos no son tan abundantes en América del Norte, por lo que los casos de toxicidad en mascotas son raros.

Cuando se presenta una enfermedad, los signos se pueden retrasar por 12 horas hasta una semana o más, de modo que para cuando se busca el tratamiento, el daño ya está hecho.

Neurotóxico.

Hay tres grupos principales de hongos que causan signos neurológicos, como hidrazinas, isoxazol y psilocibina (hongos alucinógenos o «mágicos»).

El inicio de la enfermedad es rápido, con signos que ocurren en 30 minutos hasta 6 horas. Los signos incluyen debilidad, falta de coordinación, temblores, alucinaciones, vocalizaciones, desorientación, agitación y convulsiones.

Estas toxinas también pueden afectar los riñones y el hígado causando una gran cantidad de problemas.

A diferencia de otros casos de toxicidad por hongos en mascotas, la fuente a menudo se encuentra en el interior en lugar de al aire libre.

Las mascotas sienten curiosidad por los hongos en su casa, y pueden encontrar la colección privada de hongos alucinógenos de su dueño (tristemente).

Amanita Phalloides, seta venenosa muy parecida a las setas comestibles.

¿Cómo se diagnostica la intoxicación por hongos?

La evidencia de la exposición a los hongos es el primer factor en un diagnóstico preciso. Informe a su veterinario si sospecha que tu mascota comió hongos y cuándo puede haber ocurrido. Sea específico al describir los síntomas y su momento de aparición. Esta información es vital para un diagnóstico preciso y un tratamiento oportuno.

«Para ayudar con la identificación, lleve un espécimen de hongo al hospital de emergencia.»
Después de hacer un historial completo, su veterinario le realizará un examen físico completo.

A continuación, se tomarán muestras de sangre y orina para determinar el funcionamiento de los órganos.

También se puede recuperar una muestra del contenido estomacal para ayudar a identificar el hongo ingerido.

Dado que algunas toxinas de hongos tienen un efecto retardado en los órganos, las pruebas de función hepática y renal se pueden repetir cada 24-48 horas para monitorear la función.

Para ayudar con la identificación, lleve un espécimen de hongo al hospital de emergencia. Envuelva el hongo en una toalla de papel húmeda en lugar de una bolsa de plástico. Esto preservará la integridad de la muestra y facilitará la identificación. También puede tomar una foto del hongo, pero asegúrese de capturar todos los aspectos, incluidas las branquias, la tapa y el tallo.

¿Cuál es el tratamiento para la intoxicación por hongos?

Al igual que con la mayoría de los casos de intoxicación, el tratamiento inmediato es fundamental para un resultado exitoso. Minimizar la absorción de la toxina es fundamental, por lo que la identificación del hongo en cuestión puede pasar a un segundo plano durante un tiempo.

Una vez que tu mascota esté estable, un micólogo puede identificar los hongos en una universidad local o visitando el sitio web de la Asociación Micológica de América del Norte.

«Al igual que en la mayoría de los casos de envenenamiento, el tratamiento inmediato es fundamental para un resultado exitoso.»

La disminución de la cantidad de toxina que entra en el torrente sanguíneo se puede lograr en varios métodos.

Si tu mascota ve a su veterinario poco después de la ingestión, el veterinario de tu perro puede inducir el vómito para eliminar los hongos del estómago.

Además, medicamento gastrointestinal, como el carbón activado, que se unirá a la toxina y evitará su absorción.

A veces, el médico puede realizar un lavado gástrico para eliminar los hongos restantes del estómago.

A tu mascota también se le administrarán líquidos intravenosos (IV) para combatir la deshidratación y eliminar las toxinas del cuerpo. Los líquidos también apoyan la función renal y hepática, mientras que las toxinas que ya se han absorbido se procesan.

¿Cómo puedo prevenir el envenenamiento por hongos en los perros?

En primer lugar, suponga que todos los hongos que crecen en la naturaleza son dañinos hasta que se demuestre lo contrario.

Si tu mascota deambula por el exterior sin supervisión, retire todos los hongos de su jardín.

Examina tu jardín regularmente, ¡los hongos brotan rápidamente! Si tienes problemas para eliminar todos los hongos de tu jardín, consulta a un experto.

La curiosidad es un buen rasgo de personalidad para tener en una mascota. Los perros y gatos curiosos suelen ser brillantes y entretenidos. Pero para mantener a salvo a tu mascota curiosa, evite el envenenamiento por hongos evitando los hongos.

¿Las setas de jardín son malas para mis perros?

Como padre de una mascota, es una buena idea familiarizarse con algunos de los hongos más comunes que se cultivan en jardines.

Algunos representan poca amenaza, otros pueden causar malestar gastrointestinal y otros pueden ser venenosos mortales.

Sin embargo, la mayoría de los hongos que son tóxicos para los caninos también son peligrosos para los seres humanos, y es poco probable que un jardín doméstico contenga cualquiera que sea tóxico para los perros.

Al determinar lo que está bien para tu mascota, ten en cuenta que la respuesta a la pregunta «¿Pueden los perros comer hongos que son tóxicos para los seres humanos?»es jamás pueden comer.

Cómo darle a tu Perro hongos de Forma Segura

Si todavía quieres dejar que tu perro pruebe un hongo, del tipo no tóxico que también es seguro para los seres humanos, los expertos recomiendan:

En general, los hongos comprados en tiendas y cultivados en el jardín que se comen son seguros para el consumo canino.

Lava los pesticidas potenciales primero y no los mezcles en recetas poco saludables ni con otros ingredientes tóxicos para compartir con tu perro. Entonces mastica.

Si quieres ofrecer un hongo a tu perro, es mejor que te quedes con opciones orgánicas poco cocidas compradas en la tienda y nunca alimentes a los hongos silvestres.

Si tu perro come hongos crudos, es difícil que su sistema digestivo los descomponga bien.

Los vómitos y la diarrea son posibles síntomas de esto.

Es poco probable que la mitad de un hongo botón caído cause un problema. Pero para un perro pequeño, es posible que todavía le duela el estómago.

Si tu perro come hongos crudos comprados en la tienda, no te asustes.

Picar un trozo pequeño de champiñón y ofrecérselo a tu perro, ten en cuenta que no muchos disfrutarán del sabor, ¡así que no te sorprendas si levantan la nariz y se marchan!

El nivel tóxico de los hongos depende mucho del tipo de hongo que come tu perro.

Los hongos comprados en la tienda, que son comestibles para los humanos, no son tóxicos para los perros y no causarán daño siempre que se laven, cocinen y alimenten en pequeñas cantidades.

Conclusiones

¡Ahora sabes que los perros pueden comer setas! ¿Quieres saber más sobre lo que los perros pueden y no pueden comer? Aprende si los perros pueden comer huesos.

Pero no hay muchas razones para darle a tu perro un hongo, según los expertos los hongos no proporcionan ningún valor nutricional a los perros, por lo que no hay razón para alimentarlos a propósito a sus mascotas.

Si tu y tu perro quieren compartir un hongo en alguna ocasión, está bien, no le vemos el inconveniente.

Pero como no ofrecen nutrientes para tu can, mejore elige un alimento humano nuevo, aún más nutritivo, para compartir juntos en su lugar.

Los hongos no identificados o los hongos que se sabe que son venenosos conllevan un gran riesgo si se comen, por lo que se debe buscar atención veterinaria si se consume alguno.

¿Te gustó? Compártelo para que más personas se enteren de lo que tus perros pueden y no pueden comer.

error: Contenido Protegido contra la piratería.